A principios de la década de los 80, la comunidad cristiana Monte de los Olivos, comenzó su andadura en el terreno de lo social sustentando económica y espiritualmente un centro de rehabilitación de toxicómanos al que acudían personas con problemas de adicción a drogas, duras, blandas, alcohol, fármacos y con su correspondiente inadaptación social; lo hacían desde todos los puntos de España e incluso alguno del extranjero.

¿Qué tienes que ver este preámbulo con la práctica del frontón?

Pues sencillamente si tiene algo que ver.

Durante catorce años aproximadamente la comunidad cristiana estuvo realizando esta labor hasta que se dejó de llevar a cabo a mediados de los noventa.

Después de unos años de impás en el aspecto social, no por eso se estuvo parado sino que el foco de atención fue dirigido a cubrir necesidades de carácter interno, con el fin de fortalecer la estructura de la iglesia y prepararse para nuevos retos.

A los pocos años de entrar en el segundo milenio empiezan a germinar en el cuerpo de la iglesia distintas iniciativas que intentarás con la ayuda de Dios suplir algunas necesidades, como son la formación de discípulos a nivel interno, y a nivel externo prestar ayuda en las carencias que vemos en nuestro entorno, principalmente en la infancia y la juventud, ya que son el futuro de nuestra sociedad.

De esta preocupación después de un tiempo de embarazo el cuerpo de Cristo da a luz distintos proyectos, Scouts, Olimpiadas Evangélicas y Frontón entre otras actividades.

En lo que nos concierne al apartado del frontón sus inicios fueron varios años antes del año 2000 pero el proyecto no vio la luz hasta el año 2002-2003. Su confirmación, administrativamente hablando sucedió en el 2004 con la inscripción como club Eben-Ezer en la consejería de turismo y deporte de la Junta de Anadalucía.

Desde este año se ha estado realizando una labor de prevención, ya no de rehabilitación con los niños de Coín en los colegios de Lourdes, Lope de Vega, Huertas Viejas, IES Los Montecillos, Residencia Escolar… con los niños de Monda en su colegio de primaria y en Alhaurín el Grande en el IES Fuente Lucena así como esporádicamente en los colegios de El Chorro, Picasso y Gavira (Salvador González Cantos).

A lo largo de todos estos año hemos realizado una labor como Dios nos dá a entender, a veces con más acierto y otras con menos, pero cargada de entheo-siasmo.

El nombre del club: “Eben-Ezer” en una traducción más o menos libre lo interpretamos como “Dios nos ayudó hasta aquí”. Es nuestro lema para seguir trabajando mientras Él nos dé fuerzas.

De los primeros niños que empezaron hace años, ya han salido algunos frutos; el año 2010, cuatro alumnos participaron por primera vez en el campeonato de Andalucía de Frontenis, categoría absoluta, con el mérito añadido que eran de categorías cadete y juvenil.

En la actualidad (año 2011) se sigue con la labor en varios colegios de Coín, Alhaurín y volvemos a participar en el Campeonato Andaluz de Frontenis.

Las fotos y demás documentos audiovisuales que exponemos son de los acontecimientos y la labor que hemos narrado y de otros eventos que se realizaron en el pasado pero que no nombramos porque entendemos que la exposición sería muy larga.

DESCRIPCIÓN Y REGLAS
Descripción y reglas de juego.pdf
Documento Adobe Acrobat [8.7 KB]