Adorar a Dios es reconocerlo por lo que El es. Adorar a Dios es vivir los principios de Cristo en todo lo que hagamos. Es por eso que dentro del Ministerio de Adoración nos expresamos hacia Dios por medio de bailes, canciones y diferentes expresiones de arte. 

 


Salmo 150


"Alabad a Dios en su santuario; Alabadle en la magnificencia de su firmamento. Alabadle por sus proezas; Alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza. Alabadle a son de bocina; Alabadle con salterio y arpa. Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Alabadle con címbalos resonantes; Alabadle con címbalos de júbilo. Todo lo que respira alabe a Jehová. Aleluya"

Principios de la Adoración - Jesús Adrián Romero
Principios de la adoración.pdf
Documento Adobe Acrobat [33.9 KB]